muebles de traviesas de tren

Toxinas peligrosas en muebles fabricados con traviesas de ferrocarril: Lo que hay que saber

Muebles rústicos ¡cuidado con algunas maderas, pueden ser perjudiciales para tu salud!

Los muebles fabricados con traviesas de tren son tendencia. Sin embargo, hay algo que los compradores deben tener en cuenta antes de comprar: estos muebles pueden contener toxinas peligrosas.

Mueble tv rustico madera maciza
Mueble tv rustico madera maciza
  • ¿Qué son las traviesas de ferrocarril?

No todas las maderas macizas son iguales, como sabemos las maderas macizas son muy duraderas y fácilmente reciclables, por ello ha habido una tendencia hace un par de años, que aun sigue presente, que es la moda de los muebles rústicos.

Son muebles hechos con maderas reutilizadas como por ejemplo las famosas traviesas de tren, que son traviesas de madera maciza que se usaban en las vías del tren por su durabilidad y resistencia. En la última década se puso de moda el su uso para todo tipo de mobiliario, tanto de interior como exterior.

Hablamos de maderas de gran grosor, muy resistentes y con personalidad, totalmente imperfectas lo que las hacía aun más especiales. Y con ellas se empezó a fabricar mesas, muebles para la televisión, estanterías y todo tipo de mobiliario de estilo rústico, incluso cabeceros.

  • Toxinas en las traviesas de ferrocarril

Sin embargo, hace un par de años se advirtió que estas famosas y resistentes traviesas tenían una toxina perjudicial para la salud. La mayoría de traviesas contienen una sustancia, la creosota, que servía para conservar mejor la madera frente a las diferentes condiciones meteorológicas, es decir, para proteger de la los cambios de temperatura y factores exteriores que pudieran ir deteriorando la madera, de esta forma las hacían aun más resistentes.

La creosota es muy tóxica para la salud tiene «un poder cancerígeno muy superior al que se le venía atribuyendo», según un documento del Instituto de Salud Pública. Por lo que se prohibió su uso para mobiliario especialmente de interior. No está prohibido su uso en exteriores para jardín o mobiliario de jardín. Es por ello que en Metaltienda no utilizamos este tipo de traviesas, son más irregulares e imperfectas y tienen una gran personalidad, pero debido a este importante componente preferimos usar traviesas de madera nuevas, no reutilizadas de las antiguas vías de tren.

  • Riesgos para la salud asociados a las traviesas de ferrocarril

Los estudios epidemiológicos que realiza el Servicio de Información Toxicológica son objeto de análisis de cara a adoptar las medidas precisas para prevenir las intoxicaciones”.

La creosota es una mezcla compleja de hidrocarburos, especialmente naftaleno y derivados, bifenilo e hidrocarburos policíclicos (HAP). Es usada como conservante de la madera, para evitar el ataque de los hongos y bacterias que afectan la madera expuesta al aire libre y la enterrada. La mayoría de sus componentes son bioacumulativos y, debido a que algunos no se degradan con facilidad, son considerados como nocivos para el medio ambiente, ya que pueden causar problemas de ecotoxicidad y contaminación.

El contacto de la piel con la madera tratada con creosota, genera irritaciones cutáneas.

La creosota es irritante de la piel y mucosas respiratoria y ocular. La exposición continua a esta sustancia o sus vapores pueden ser especialmente peligrosas. Puede incluso provocar vómitos, además de ser una sustancia altamente cancerígena, especialmente se puede desarrollar cáncer de piel.

Si bien es cierto que la mayoría de traviesas de tren que se han reutilizado fueron tratadas con la Creosota hace más de 20 años, al ser una toxina tan resistente sería necesario un estudio específico que demostrase la cantidad de dicha toxina en cada traviesa.

  • Normativa sobre las traviesas de ferrocarril

La Directiva 2001/90/CE de la Comisión, de 26 de octubre de 2001 (Diario Oficial de las Comunidades Europeas de 27 de octubre de 2001), se hace referencia a la prohibición de comercialización de la madera tratada, no pudiendo utilizarse, aún cuando sea de segunda mano para el interior de edificios, la fabricación de juguetes y los muebles de jardín, los terrenos de juego, los parques, los jardines e instalaciones recreativas y de ocio al aire libre, en los que exista riesgo de contacto frecuente con la piel. Tampoco podrá utilizarse para la fabricación de contenedores para cultivo, envases que puedan entrar en contacto con materias primas, productos intermedios o productos acabados destinados al consumo humano o animal ni otros materiales que puedan contaminar los productos anteriormente mencionados.

Otra legislación al respecto es: Orden PRE/2666/2002, de 25 de octubre, que transpone el ordenamiento jurídico español la Directiva 2001/91/CE, que prohíbe el uso y comercialización de maderas tratadas con creosota y Directiva 94/60/CE que fija los límites de BAP.

  • Alternativas a las traviesas de ferrocarril

Los muebles fabricados con traviesas de tren pueden parecer una opción interesante y sin duda muy original, para aquellas personas que desean una decoración única y diferente, o un estilo auténticamente rústico.

Hoy en día se utilizan traviesas de madera maciza nuevas, no reutilizadas de las viejas traviesas de tren, son traviesas más perfectas que las de antiguamente, pero éstas están tratadas con productos que respetan más el medio ambiente y la salud, y por tanto, no es como las antiguas traviesas que eran más auténticas y naturales, pero para presérvalas mejor, necesitaban de todos esos aditivos contaminantes para prevenir su deterior y corrosión. Hoy en día se usan barnices y otros productos selladores que igualmente previenen la corrosión, pero no son tóxicos para la salud.

Si ya han adquirido un mueble hecho con traviesas de tren que puedan contener esta toxina, o que sospechen que la pueden tener, deberán aplicarle una serie de productos para sellar dicha toxina y evitar que sus vapores salgan al exterior, los fabricantes tienen la obligación de informar sobre estos riesgos al adquirir dicho producto y asegurarse de que el mueble esté sellado correctamente para evitar la exposición a estas toxinas. Por ello, es importante verificar la calidad de los muebles antes de comprarlos.

Por último, debemos asegurarnos de mantener los muebles limpios y libres de polvo. De esta forma, podremos disfrutar de una decoración única sin poner en riesgo nuestra salud.

En Metaltienda solo utilizamos maderas macizas de bosques sostenibles y tratamientos ecofriendly, que son selladores, tintes, barnices al agua y otros productos que no son tóxicos para la salud y ayudan a endurecer y mantener la madera.

mesa rustica
mesa rustica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra